Fotografía de archivo del 29 de septiembre de 2017, de la perra rescatista Frida, en Ciudad de México (México).  EFE/Mario Guzmán

Ciudad de México, 15 nov (EFE).- A los 13 años de edad, murió este martes la canino rescatista, Frida, que se inmortalizó en el corazón de los mexicanos por su labor en los terremotos de septiembre de 2017, en México.

El anuncio lo hizo oficial la Secretaría de Marina-Armada de México (Semar), que detalló que Frida nació el 12 de abril de 2009 y que falleció debido a padecimientos propios de su edad.

“Lamentablemente, uno de nuestros más valiosos elementos, la canino Frida, falleció esta tarde en la Ciudad de México, en instalaciones del Subgrupo de Control Canino, lugar que fue su hogar durante sus últimos años de vida, a causa de padecimientos propios de su edad”, señalaron las dependencias castrenses en un comunicado.

La Semar indicó que Frida mostró cualidades destacadas desde cachorra, cumpliendo en tiempo récord de ocho meses su entrenamiento.

“Cabe mencionar que el entrenamiento de búsqueda y rescate de un canino dura aproximadamente 12 meses, sin embargo, Frida desde el inicio mostró aptitudes muy destacadas,” se informó.

Esto la llevó a formar parte del cuerpo de Búsqueda y Rescate rápidamente y participar en cinco eventos catastróficos en Haití, Ecuador y México, donde la canina, de raza labrador, color miel, encontró 55 personas: 12 personas con vida y el resto fallecidas.

Su primera participación fue tras el terremoto suscitado en Haití el 12 de enero de 2010, donde localizó a 12 personas vivas y 12 sin vida.

Después, asistió posterior a la explosión de la una torre de Petróleos Mexicanos (Pemex), ocurrida el 31 de enero de 2013, donde localizó a ocho personas sin vida.

La labrador rescatista también formó parte del equipo de búsqueda y rescate que participó por parte de la delegación mexicana en el deslave en Guaranda, Ecuador, del 12 de abril de 2017, en el que ubicó a 20 personas más sin vida.

Sus últimas participaciones operativas como perro de rescate, fueron en el estado de Oaxaca y otro en la Ciudad de México durante los terremotos de 2017, eventos en los que contabilizó a tres personas muertas.

“El desempeño de Frida, junto a los demás elementos caninos de esta Institución, en las diferentes misiones encomendadas, resaltó el espíritu de lealtad, afecto y solidaridad de los animales hacia los humanos y su disposición al servicio de México”, añadieron las Fuerzas Armadas mexicanas.

La Semar detalló que Frida pasó a situación retiro desde el 24 de junio de 2019, en el marco en el marco del “Día Internacional del Rescatista”, en el cual entregó su equipo táctico y recibió un juguete, como símbolo del inicio de su nueva vida.

“Asimismo, llevó una rutina tranquila que le permitió descansar luego de sus años operativos en la Secretaría de Marina-Armada de México”, agregó.

El pasado 7 de octubre se develó una escultura en las insatalciones de la Semar, donde se rindió homenaje a Frida por “su inigualable labor en las misiones que se le encomendaron”.

En dicha placa se puede leer: “En homenaje a la extraordinaria labor que tuviste como integrante de nuestra noble institución. En gratitud al cariño y amor que continúas sembrando a nuestra Gran Familia Naval, en millones de mexicanas y mexicanos, y más allá de nuestras fronteras. Tu vida nos motiva a continuar dándolo todo para servir a México”.

El almirante José Rafael Ojeda, y titular de la Semar manifestó que “Frida no solo ha motivado a nuestro diario a actuar como mujeres y hombres de mar, también ha dado esperanza a miles de familias mexicanas en los momentos más apremiantes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *