México, 29 oct (EFE).- Karime Macías, esposa del exgobernador mexicano encarcelado por corrupción Javier Duarte, fue liberada bajo fianza en Londres (Reino Unido) para seguir en libertad su proceso de extradición, dijeron sus abogados a la prensa mexicana.

Después de comparecer voluntariamente y tras una audiencia de seis horas, Macías quedó libre con una fianza de 150.000 libras esterlinas (unos 3,6 millones de pesos), afirmaron los abogados a los medios de México.

Macías tendrá restricciones de movimiento y no podrá salir de Londres, la ciudad británica a la que viajó en 2017 para alejarse de México luego de que su esposo fue arrestado en Guatemala y trasladado a México, explicaron.

Sobre Macías está pendiente una petición de extradición a México por presuntos desvíos monetarios cuando presidió la Oficina estatal del Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en el gobierno de su esposo, que ascenderían a 100 millones de pesos (5,2 millones de dólares).

Fuentes diplomáticas mexicanas dijeron que gracias a las gestiones de la Fiscalía General de la República, Macías fue detenida en el Reino Unido para ser presentada ante autoridades judiciales de ese país, que deben estudiar si autorizan la extradición.

El abogado de Macías, Marco Antonio del Toro, dijo en una entrevista con Radio Fórmula que Macías «se presentó voluntariamente» ante las autoridades británicas luego de que el viernes recibiera una citación.

Recordó además que Macías «había solicitado el asilo político a propósito de una serie de violaciones que se han cometido desde el tiempo de la detención de Javier Duarte».

Duarte dejó el cargo de gobernador el 12 de octubre de 2016, 48 días antes de finalizar su mandato, supuestamente para hacer frente a las acusaciones de corrupción y se convirtió en prófugo de la Justicia cuando un juez dictó una orden de captura en su contra.

El pasado febrero, Duarte defendió a su esposa en una entrevista desde la cárcel: «Es imposible, materialmente imposible, que Karime haya podido desviar recursos públicos simple y llanamente porque no fue servidora pública nunca».

Incluso reveló que la vida de su esposa y de sus tres hijos en la capital del Reino Unido le cuesta mensualmente 171.000 pesos (unos 9.000 dólares) entre el alquiler, la escuela y el seguro médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *