Caracas.- Las prisiones de Ciudad de México presentan un hacinamiento de casi el 100 % y fueron escenario de 39 muertes en 2010, según informó Rosalinda Salinas, representante de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF, Defensor del Pueblo de la capital).

Salinas indicó que los 16 centros penitenciarios que funcionan en México están diseñados para albergar a 22.000 personas, pero el número de reos que albergan actualmente se sitúa en 42.000, casi el doble.

La funcionaria ofreció los datos durante su participación mediante teleconferencia en el Congreso Internacional sobre el Sistema Penitenciario, que se realizó en la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) de Caracas y en la que toman parte expertos de la región en la materia.

Salinas reclamó, además, que la mayor parte de la población reclusa es joven y el 70 % se encuentra pagando una condena por el delito de robo.

Apuntó que la población privada de libertad en la capital de México se duplicó a partir de 2003, cuando se reformó el Código Penal para endurecer la pena por el delito de robo.

Según señaló, el tema carcelario es parte de la rutina de unas 640.000 personas. «De los ocho millones que habitan en el Distrito Federal, 42.000 están privados de libertad, cada uno de ellos tiene la posibilidad de recibir visita de hasta por 15 personas (…) casi todos los privados de libertad tienen el cupo lleno», explicó Salinas

«Cada interno se despliega por 15 y esto da un total de más de 640.000 personas fluctuantes que tienen un vínculo directo con la prisión», dijo.

La especialista defendió la idea de incentivar en los reos la idea de que diseñen un proyecto de vida para poder desarrollarlo al abandonar la cárcel, pero aclaró que para ello los presos deben tener cubiertas las necesidades básicas de alimentación, infraestructura y condiciones sanitarias. (Texto y Foto EFE)