México, 24 feb (EFEUSA).- La embajada de EE.UU. en México rechazó hoy las declaraciones de Phil Jordan, oficial retirado de la agencia antidrogas DEA, quien afirmó que si las autoridades mexicanas no extraditan inmediatamente a Joaquín “el Chapo” Guzmán, se permitirá al narcotraficante escapar “en periodo de tiempo”.

“Las declaraciones del oficial retirado de la Agencia Antidrogas (DEA) Phil Jordan y las de aquellos agentes de procuración de justicia retirados no reflejan la postura del Gobierno de los Estados Unidos”, indicó la sede diplomática en un comunicado.

Añadió que el arresto de Guzmán “fue un importante logro para México y un gran paso en nuestra lucha compartida en contra del crimen organizado trasnacional, de la violencia y del tráfico de drogas”, y felicitó “al pueblo de México y a su Gobierno por la captura del supuesto líder del cártel de Sinaloa”.

“Estados Unidos y México tienen una fuerte asociación en temas de seguridad y continuamos apoyando a México en sus esfuerzos para mejorar la seguridad de sus ciudadanos, y continuaremos trabajando juntos para hacer frente a las cambiantes amenazas que representan las organizaciones del crimen trasnacional”, acotó.

Jordan, exjefe del Centro de Inteligencia de la DEA en El Paso (Texas, EE.UU.) consideró el sábado en declaraciones a un medio estadounidense que la detención de Guzmán “es un arresto significativo siempre y cuando sea extraditado inmediatamente a Estados Unidos”.
“Si no es extraditado, entonces se le permitirá escapar dentro de un periodo de tiempo”, añadió Jordan.

Por su parte, el también exagente antidrogas Héctor Berréllez declaró en entrevista telefónica con Efe desde California que “el Chapo” Guzmán había dejado de contar con “protección del Gobierno mexicano” y sabía que iba a ser capturado.

Guzmán, considerado como el narcotraficante más buscando del mundo, fue detenido el sábado en el estado de Sinaloa (noroeste de México) en una operación en la que, según revelaron las autoridades mexicanas, no fue necesario disparar un solo tiro.

Para Berréllez, ese detalle confirma que había un arreglo previo entre las autoridades mexicanas y el señalado líder del cartel de Sinaloa.

“Cómo agarran al narco más grande del mundo, con más millones que Pablo Escobar, como una rata. Eso es un arreglo (…) Si no, hubiera sido una balacera tremenda”, agregó.
Berréllez opinó que el presunto pacto debe incluir no ser extraditado a Estados Unidos, país que ya ha expresado su intención de reclamar a “el Chapo” para juzgarlo por los numerosos cargos que pesan en su contra en este país.

La oficina de la Fiscal General en el Distrito Este de Nueva York, (Estados Unidos), Loretta Lynch, anunció el domingo que pedirá la extradición del reo para que responda en esa jurisdicción por cargos federales relacionados con el narcotráfico.

Guzmán también tiene cargos pendientes en Illinois, Arizona y California, cuando menos, relacionados con narcotráfico, crimen organizado y lavado de dinero.

El portavoz de la División Criminal del Departamento de Justicia, Peter Carr, informó hoy a Efe a través de una declaración escrita que “la decisión de perseguir la extradición será objeto de nuevos debates entre Estados Unidos y México”.

Sobre la previsible solicitud formal de extradición por parte de Estados Unidos, el secretario mexicano de Gobernación (Interior), Miguel Ángel Osorio Chong, dijo este lunes en una entrevista radiofónica que la petición será estudiada, pero que antes las autoridades mexicanas tienen “mucha información” que requieren del reo.

“Necesitamos que nuestras instituciones trabajen con él, y me refiero a tener tantas declaraciones que nos permitan seguir adelante en este proceso contra la inseguridad”, declaró.
Posteriormente, “tendrá que reunirse el Gabinete de seguridad para tomar la determinación que mejor convenga”, añadió Osorio Chong.