Nueva York, 20 abr (EFE).- El Comité para la Protección de Periodistas (CPJ, en inglés) expresó hoy su «inquietud» al presidente de México, Enrique Peña Nieto, por el encarcelamiento del periodista Pedro Canché Herrera y la violación a su libertad de expresión.

«La violencia vinculada al crimen organizado ha convertido a México en uno de los países más peligrosos del mundo para el ejercicio del periodismo en el transcurso del último decenio», afirmó el CPJ en una carta a Peña Nieto que fue difundida hoy.

«En este contexto, donde el clima de libertad de prensa ya está restringido, un periodista crítico no debe enfrentar ni represalias ni encarcelamiento por parte de las autoridades estatales por informar sobre cuestiones de interés público», agregó la carta, enviada por Joel Simon, presidente de la entidad, con sede en Nueva York.

Canché Herrera, periodista independiente y activista maya en el estado de Quintana Roo, está preso desde el 30 de agosto de 2014, acusado de sabotaje, tras una denuncia de que había ordenado a un grupo de manifestantes bloquear el acceso a la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado durante una protesta contra el alza en las tarifas.

En la carta se recuerda a Peña Nieto que Canché Herrera negó las acusaciones y declaró que tenía testigos y pruebas de que se encontraba en la ciudad de Cancún el día en que ocurrió el incidente, de acuerdo con su abogada.

Agregó que el pasado febrero un juez dictaminó que se había violado al periodista el debido proceso, que había encontrado irregularidades en las acusaciones y el proceso penal y que no existían pruebas concluyentes de que había ocurrido un sabotaje ni de que el periodista estuvo presente ese día.

No obstante no ordenó su liberación y reenvió el caso para su revisión al mismo juez que había denegado la impugnación al encarcelamiento.

El CPJ recordó además a Peña Nieto que el pasado diciembre le había planteado el caso de Canché Herrera y advirtió que incluirían a México en la lista anual de periodistas presos, lo que no ocurría desde 2006.

Advirtió al mandatario que como presidente «tiene la obligación de cumplir la constitución federal, que consagra el derecho a la libertad de expresión de todos los mexicanos».

«Las acciones tomadas por las autoridades locales de Quintana Roo y el injusto encarcelamiento de Pedro Canché violan estas garantías constitucionales», afirmó el CPJ.