México, 29 mar (EFE).- Agentes migratorios mexicanos interceptaron en el norteño estado de Chihuahua a tres menores guatemaltecos que viajaban con una mujer que los hacía pasar por sus hijos, informó hoy el Instituto Nacional de Migración (INM).

Los agentes del INM detectaron en un punto de control migratorio de Ojinaga, Chihuahua, a una mujer de nacionalidad mexicana que viajaba con dos menores de sexo masculino de 16 años y una niña de cuatro años, a los que señaló como sus hijos presentando actas de nacimiento.

Sin embargo, los agentes descubrieron que los documentos no pertenecían a los menores, sino a los verdaderos hijos de la mujer. Además encontraron que no existía parentesco alguno entre los niños originarios de Guatemala, señaló el INM en un comunicado.

Testimonios de la presunta traficante indicaron que los menores le fueron entregados por los padres de éstos en el sudoriental estado de Chiapas (fronterizo con Guatemala), quienes le pagaron siete mil pesos (461 dólares) por cada uno para entregarlos en Ojinaga a otras personas que los llevarían a Estados Unidos.

La mujer fue puesta a disposición de la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) para continuar las investigaciones por la presunta comisión del delito de tráfico de menores.

Los menores fueron atendidos por oficiales de protección a la infancia del INM y posteriormente puestos bajo resguardo del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia.

“El INM ratifica su compromiso para salvaguardar la seguridad e integridad física de los menores extranjeros que transitan sin compañía de sus padres o familiares en territorio nacional, con estricto respeto a sus derechos humanos y apego a la normatividad vigente”, puntualizó el boletín.