Saná, 14 may (EFE).- El Gobierno yemení reabrirá el aeropuerto de Saná para el traslado de enfermos, después de haber impedido los vuelos hace más de un año y medio, anunció hoy el ministro de Exteriores, Abdulmalik al Majlafi.

El Gobierno yemení negociará con la ONU la reapertura del aeropuerto, que se encuentra cerrado desde agosto del 2016 y está controlado por los rebeldes hutíes, dijo Al Majlafi en un mensaje de Twitter.

«Se organizarán vuelos del aeropuerto de Saná para trasladar a los enfermos que necesitan asistencia medica fuera del país, con coordinación de la coalición árabe liderada por Arabia Saudí y la ONU», explicó el ministro.

Al Majlafi acusó a las milicias hutíes, apoyadas por Irán, de poner obstáculos a la apertura del aeropuerto y de negarse a retirar sus tropas del mismo.

El Gobierno de los hutíes calcula que más de 10.000 enfermos han muerto desde marzo de 2015 hasta diciembre de 2017 por no poder viajar fuera del país para recibir tratamiento médico.

El Yemen es escenario de un conflicto entre el Gobierno del presidente Abdo Rabu Mansur Hadi, reconocido internacionalmente, y los rebeldes hutíes, que controlan la capital desde septiembre de 2014 y zonas del oeste y el norte del país.