Bruselas, 3 abr (EFE).- La aerolínea con sede en España Vueling, del grupo británico AIG, fue la séptima compañía aérea de la Unión Europea (UE) con mayor aumento de emisiones de CO2 en 2018, un 8,6 %, según un estudio de la organización ecologista Transport & Environment con datos de la Agencia Europea del Medioambiente (EMA).

El mayor incremento en emisiones de dióxido de carbono fue de la compañía aérea británica Jet 2, con un 20 % interanual, seguida de la portuguesa TAP (12,6 %), la finlandesa Finnair (11,2 %), la húngara Wizz Air (11,1 %), la británica Easy Jey (11 %) y la alemana Lufthansa (9,6 %).

A continuación se sitúa Vueling (8,6 %), en séptima posición, y cierran la clasificación la noruega Norwegian (8,3 %), la británica Ryanair (6,9 %) y la holandesa KLM (3,2 %).

La Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) había anticipado un avance de las emisiones de CO2 en la aviación europea del 3,3 % en 2018, mientras que el incremento ha sido del 4,9 %, subrayó Transport & Environment.

Dentro de la aviación comercial, los vuelos dentro de la Unión Europea representan el 40 % de las emisiones contaminantes, mientras que el 60 % restante corresponde a los que tienen origen o destino fuera de la UE.

El estudio solo refleja el incremento en las emisiones en compañías que emiten más de 1 megatón de CO2 al año y no incluye a la alemana Eurowings, cuyas emisiones avanzaron un 83 % en el último ejercicio, pero debido en gran medida a la fusión con Air Berlin.