Londres, 28 may (EFE).- La ministra británica del Interior, Amber Rudd, afirma en una entrevista publicada hoy que una victoria del líder laborista Jeremy Corbyn en las elecciones el 8 de junio aumentaría el riesgo de atentados en el Reino Unido.

Rudd hizo estas declaraciones al tabloide conservador Mail on Sunday, cuando señaló que Corbyn y sus aliados han votado muchas veces en el pasado en el Parlamento en contra de medidas para reforzar los poderes de las fuerzas de seguridad.

“Yo me paso dos horas al día firmando órdenes de seguridad. Lo único que Corbyn haría es finiquitar nuestra seguridad. Sería un desastre”, sostuvo.

Preguntada si insinuaba que la hipotética llegada de Corbyn al Gobierno podría hacer aumentar el riesgo de atentados, dijo: “Sí, absolutamente”.

“Miren las pruebas, Jeremy Corbyn y (sus aliados) Diane Abbott y John McDonnell tienen un historial de no haber apoyado legislación antiterrorista”, declaró la ministra conservadora.

En una entrevista con el canal ITV, Corbyn dijo a su vez que lo que él combatió como diputado fueron “las órdenes ejecutivas” que el Gobierno quería emitir “sin supervisión judicial”, y criticó la estrategia de seguridad de los “tories”, al recordar que han recortado el presupuesto de la Policía.

Los partidos británicos han elevado el tono de su retórica a pocos días de las elecciones generales, entre encuestas que indican que el Laborismo de Corbyn está acortando rápido y contra pronóstico la ventaja de hasta 25 puntos porcentuales que tenían hace tres semanas los conservadores.

En las últimas horas, los “tories” de la primera ministra, Theresa May, han difundido un montaje de vídeo que recoge momentos en los que Corbyn se ha pronunciado contra medidas supuestamente destinadas a aumentar la seguridad o expresa simpatías con los republicanos irlandeses.

Por su parte, los militantes laboristas quieren encumbrar hasta el número uno de las listas de éxitos una nueva versión disponible en internet del tema “Liar, Liar” del músico londinense Captain Ska, que destaca todas las supuestas mentiras y recortes promovidos por May.

Aunque es acusado por sus oponentes de representar desfasadas políticas de los años sesenta, Corbyn cuenta en esta campaña con el apoyo de varios músicos de “grime”, un tipo de música urbana muy escuchada por la gente joven (aunque Corbyn también es fan), como Stormzy, AJ Tracey, Novelist, Akala y JME.