Viena, 4 abr (EFE).- Una eventual participación del Reino Unido en las elecciones europeas del 26 de mayo fortalecería sobre todo a los populistas eurocríticos hasta el punto de que, de unirse, podrían convertirse en la primera fuerza de la Eurocámara, asegura un estudio publicado hoy por la agencia austríaca de noticias APA.

Los pronósticos basados en cálculos efectuados por el proyecto austríaco «Poll of Polls pollofpolls.eu by POLITICO», con fecha 2 de abril, revelan que los tres grupos considerados euroescépticos e incluso eurófobos sumarían juntos 183 escaños si el brexit se aplazara y el Reino Unido participa en los comicios.

Desplazado al segundo lugar quedaría el actual número uno en la Eurocámara, el Partido Popular Europeo (PPE), con 174 eurodiputados, seguido del grupo socialdemócrata (S&D), con 154.

Si por el contrario, y como está en principio previsto, los británicos no acuden a las urnas el 26 de mayo, el PPE seguirá siendo la primera fuerza en la política europea, con 170 escaños, y los euroescépticos lograrían el segundo lugar, con 157, seguidos del S&D (135), predice el estudio realizado por encargo de APA y al que tuvo acceso Efe en Viena.

El trabajo de pollofpolls.eu consiste en hacer proyecciones a nivel europeo resumiendo encuestas a nivel nacional de cara a las elecciones de mayo.

Los tres grupos populistas euroescépticos son los «Conservadores y Reformistas Europeos» (GCRE), «Europa de las Naciones y de las Libertades (ENF) y «Europa de las Libertades y la Democracia Directa» (EFDD).

Actualmente, el GCRE está integrado por los «tories» británicos, el gobernante partido PiS polaco, el Partido Cívico Democrático checo y diputados de formaciones minoritarias de otros países.

En el ENF están las ultraderechistas Agrupación Nacional, de la francesa Marine Le Pen, y Liga Norte del vicepresidente del Gobierno de Italia, Matteo Salvini, así como el ultranacionalista Partido Liberal (FPÖ) del vicecanciller de Austria, Heinz-Christian Strache, el holandés PVV de Geert Wilders, el Vlaams Belang belga, y la Confederación de Polonia Independiente (KPN).

El EFDD, por su parte, fue creado por iniciativa del eurófobo partido británico UKIP, y cuenta también con la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), el Movimiento 5 Estrellas italiano, y Demócratas de Suecia, entre otros.

Salvini ha anunciado que lanzará, previsiblemente el próximo lunes, una iniciativa para unir a los partidos ultranacionalistas con el objetivo de superar divisiones y formar un único grupo de cara a las elecciones europeas.