Seúl, 19 jun (EFE).- El síndrome respiratorio de Oriente Medio (SROM) se cobró hoy una nueva víctima mortal en Corea del Sur, donde son ya 24 los fallecidos desde que surgió el brote de esta enfermedad a mediados de mayo.

El nuevo fallecido, un varón de 75 años de edad, contrajo el nuevo coronavirus mientras cuidaba a un familiar hospitalizado en el Centro Médico Samsung al sureste de Seúl, informó el Ministerio de Sanidad en un comunicado.

El Ministerio también anunció que se ha detectado un nuevo contagio del SROM, la cifra diaria más baja hasta el momento desde que se diagnosticara por primera vez el virus el pasado 20 de mayo a un hombre de negocios que había viajado a Catar y Baréin.

El total de casos del nuevo coronavirus en el país se eleva de este modo a 166 personas, de las que 30 ya han sido dadas de alta, tras recuperarse por completo.

Otros 112 pacientes están bajo tratamiento en hospitales, y de ellos 16 se encuentran «en condición inestable», según el Ministerio de Sanidad.

Además, un total de 5.930 personas, 800 más que ayer, han sido puestas en cuarentena por las sospechas de que pudieran padecer la enfermedad.

La directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de visita en Seúl, aseguró el jueves que el SROM no supone un riesgo para la sociedad al limitarse a hospitales, aunque instó a las autoridades locales a mantener alta la alerta para evitar nuevos contagios y erradicarlo de forma definitiva.

También confirmó que no existen evidencias científicas de que el virus haya mutado y se transmita más fácilmente en comparación al brote original surgido en Arabia Saudí en 2012.

La tasa de mortalidad del SROM en Corea del Sur se sitúa por el momento en el 14,5 por ciento y la mayoría de los fallecidos eran ancianos y padecían otros problemas graves de salud.

Corea del Sur es, después de Arabia Saudí, el país en el que se han producido más casos de esta enfermedad que suma menos de 1.200 casos detectados en todo el mundo.