Taipei, 29 ene (EFE).- El accidente de un avión de la aerolínea taiwanesa en 2014, en el que murieron 48 personas, fue culpa de los pilotos, según un informe del Consejo de Seguridad Aérea divulgado hoy.

Los pilotos del vuelo 222 de TransAsia Airways cometieron “repetidas transgresiones” del procedimiento de operaciones del avión, lo que causó el accidente, en el que murieron 48 personas y 10 resultaron heridas, señala el documento.

El accidente ocurrió cuando el avión ATR 72-500, que llevaba 54 pasajeros y 4 tripulantes y había partido de la ciudad sureña de Kaohsiung, trataba de aterrizar en el aeropuerto Magong, de las islas Pescadores, controladas por Taiwán.

El 4 de febrero de 2015, el vuelo 235 de la aerolínea TransAsia se estrelló en el río Keelung de Taipei, también por un fallo de los pilotos en un aparato similar, según investigaciones preliminares, poco después de despegar del aeropuerto Songshan, causando la muerte de 38 de los 53 pasajeros y tripulantes.