Ankara, 1 may (EFE).- Un grupo guerrillero kurdo, conocido como «Halcones de la Libertad de Kurdistán» (TAK, en sus siglas en kurdo) se ha atribuido hoy la autoría del atentado suicida que el pasado miércoles dejó 23 heridos leves en la ciudad turca de Bursa.

El grupo reivindicó la autoría en una nota publicada en su página web e identificó a la terrorista suicida como Eser Cali, una ciudadana turca de 24 años nacida en la provincia oriental de Igdir, fronteriza con Armenia e Irán.

La supuesta terrorista tropezó y calló al suelo cuando se acercaba a la multitud congregada frente a la mezquita Ulu Cami, tratando sin éxito de lanzar la bomba hacia la gente.

El TAK está considerado la escisión más radical del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), proscrito por Turquía.

En los últimos meses ha reivindicado dos sangrientos atentados. En uno, 28 personas murieron el 10 de febrero en un ataque a un convoy militar en Ankara.

El grupo también ha asumido la responsabilidad por el ataque que el 13 de marzo causó otros 37 muertos en la capital turca.

Muchos analistas consideran el TAK simplemente una «marca subsidiaria» del la guerrilla del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), utilizada para reivindicar atentados que podrían dar mala imagen de esta guerrilla, en especial si causan la muerte de civiles.