Ankara, 11 nov (EFE).- Turquía inició este lunes la repatriación de supuestos miembros del grupo yihadista Estado Islámico (EI) con la deportación de un ciudadano estadounidense, anunció el portavoz del ministerio de Interior, Ismail Çatakli.

«Turquía ha completado la deportación de un combatiente extranjero de Estados Unidos», declaró Çatakli en un comunicado, citado por la agencia Anadolu.

Horas más tarde, el diario Sabah informó de que la deportación se había llevado a cabo conduciendo al supuesto excombatiente a la frontera griego-turca en Edirne, expulsándolo del territorio turco.

Sin embargo, la Policía griega no le permitió la entrada, por lo que actualmente se halla en una especie de «tierra de nadie», entre Turquía y Griega, acorde al citado diario.

El sospechoso había sido capturado en el norte de Siria por tropas turcas durante la operación apodada «Fuente de paz», la ofensiva que el Ejército turco lanzó el 9 de octubre pasado.

Además, hoy mismo se deportará a un ciudadano alemán considerado yihadista y preso en un centro para extranjeros, así como otro danés en la misma situación, según anunció Çatakli.

«Se les enviará a sus países hoy. De esta forma, se completará hoy la expulsión de tres combatientes extranjeros», dijo el portavoz de Interior.

No aclaró si en el caso de los sospechosos europeos se los repatriaría de forma directa o también se los expulsaría únicamente del territorio turco a través de la frontera con Grecia.

Çatakli avanzó además que el próximo jueves serán expulsados otros siete alemanes que habían intentado viajar a Siria para unirse al Estado Islámico.

Ankara quiere deportar asimismo a dos alemanes más, así como a dos irlandeses y a once franceses, capturados todos en Siria, añadió.

El ministro de Interior turco, Süleyman Soylu, insistió la semana pasada en que los países europeos deberían repatriar a sus nacionales yihadistas presos en Turquía.

«No somos un hotel para los miembros del Estado Islámico de otros. No pueden simplemente decir que se les revocó su ciudadanía, deben hacerse cargo de ellos», dijo Soylu.

Según Ankara, en el marco de la ofensiva militar lanzada por Turquía en el noreste de Siria el 9 de octubre pasado, las fuerzas turcas han capturado a 287 militantes del EI extranjeros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *