Estambul, 11 may (EFE).- La Fiscalía turca ha acusado a siete empleados de una aerolínea privada de haber ayudado al ex presidente de Nissan, Carlos Ghosn, a huir el pasado diciembre desde Japón, donde está acusado de delitos financieros hacia Líbano a través de un aeropuerto de Estambul

Cuatro pilotos y un ejecutivo de la aerolínea privada MNG han sido acusados de «tráfico de migrantes», según detalla este lunes el diario turco Sabah, que asegura haber tenido acceso al escrito del fiscal.

Los sospechosos fueron detenidos el pasado 2 de enero durante la investigación del caso y permanecen en prisión preventiva.

Otros dos sospechosos, dos asistentes de vuelo, han sido acusados de encubrir el delito.

Según la Fiscalía, los empleados habrían facilitado la huida de Ghosn al Líbano a través del aeropuerto de Atatürk en Estambul.

Según la acusación, los pilotos tenían conocimiento de que estaban trasladando al expresidente de Nissan y trataron el tema en una conversación de Whatsapp.

El escrito también revela que el directivo de la aerolínea recibió un importante ingreso bancario de origen desconocido el mismo día que Ghosn pasó por Estambul.

El ex jefe de Nissan, que tiene nacionalidad francesa, libanesa y brasileña, abandonó Japón antes de la medianoche del 29 de diciembre por el aeropuerto internacional de Kansai, y a bordo de aviones privados viajó primero a Turquía y luego al Líbano.

En el Líbano entró con un pasaporte francés y un documento de identidad libanés, según informaron en su momento las autoridades del país árabe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *