Fráncfort (Alemania), 17 jun (EFE).- Jean-Claude Trichet, expresidente del Banco Central Europeo (BCE), advirtió de los riesgos de una salida de Grecia de la zona del euro, que calificó de “históricamente irresponsable por parte de otros países que utilizan la situación para echar a los griegos”.

Trichet dijo en una entrevista con la revista “Capital”, en su edición de hoy, que la salida de Grecia “sería la peor solución para los griegos”.

El que fue presidente del BCE hasta finales de octubre de 2011 consideró que “quien crea que Europa va a estar mejor es, en mi opinión, ingenuo”.

El 58 % de los alemanes considera que Grecia debería abandonar la moneda única y apenas un 28 % se pronuncia en sentido contrario, mientras que un 14 % no tiene una opinión clara al respecto, según una encuesta difundida hoy por el instituto demoscópico You-Gov.

El gobernador del Banco de Grecia, Yanis Sturnaras, aseguró que el fracaso de las negociaciones entre el Gobierno griego y las instituciones puede provocar la salida de Grecia de la eurozona.

“Un fracaso en las negociaciones sería el inicio de un proceso doloroso que conduciría inicialmente a la quiebra y finalmente a la salida de la eurozona y, probablemente, de la Unión Europea”, afirmó Sturnaras durante una comparecencia en el Parlamento, donde presentó el informe sobre la política monetaria de 2014 a 2015.

Trichet señaló que está en manos del Gobierno griego evitar ese escenario y que “es necesario un programa de reformas creíble, que logre instaurar confianza no sólo para los europeos, que están dispuestos a ayudar, y la comunidad internacional, sino sobre todo para los ahorradores y consumidores griegos”.

El economista francés de 72 años observó riesgos geopolíticos en caso de que fracasen las negociaciones con Grecia.

“Si se produce una evolución catastrófica en Grecia, Europa habría demostrado a todo el mundo que ha fracasado en proporcionar estabilidad y orden en su propia región”, dijo Trichet.

“Necesitamos presupuestos sólidos y reformas estructurales en todo Europa y en algunos sitios hay que añadir contención de costes. Si no utilizáis el tiempo, que os ha dado el banco central, para hacer vuestro trabajo, nos dirigimos a una nueva crisis”, advirtió Trichet a los gobiernos europeos.