Tokio, 18 dic (EFE).- La Bolsa de Tokio cerró hoy con una caída de casi el 2 %, tras conocerse la inesperada decisión del Banco de Japón (BoJ) de comprar bonos estatales a más largo plazo y de incrementar su programa de compra de activos bursátiles.

El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio terminó la sesión con una caída de 366,76 puntos, un 1,90 por ciento, y se situó en las 18.986,80 unidades, mientras que el segundo indicador, el Topix, que agrupa los valores de la primera sección, retrocedió 27,61 unidades, un 1,76 por ciento, hasta los 1.537,10 puntos.

El parqué tokiota abrió en rojo y se mantuvo en terreno negativo durante la mañana, aunque registró una aguda subida al anunciarse el resultado de la reunión mensual de política monetaria del banco central nipón.

Pero el Nikkei se desinfló al conocerse los detalles de la decisión del Banco de Japón destinada a apoyar la recuperación económica del país, que fue acogida con decepción por unos inversores que esperaban medidas de estímulo más sólidas, señalaron los analistas locales.

En particular, el banco central adquirirá bonos de deuda nipona con un vencimiento de entre 7 y 12 años desde principios de 2016, mientras que hasta ahora este plazo era en torno a 7-10 años.

Asimismo, la entidad ha puesto en marcha un nuevo programa de compra de activos cotizados en la Bolsa de Tokio a partir de abril de 2016, que supondrá un aumento de sus adquisiciones en este apartado a un ritmo anual de 300.000 millones de yenes (2.263 millones de euros/2.455 millones de dólares).

Todos los sectores que cotizan en el parqué tokiota registraron pérdidas, encabezadas por los del petróleo y el carbón, las aseguradoras y el papel.