Madrid, 12 may (EFE).- Telefónica ha abierto “un periodo de reflexión” sobre su “futuro estratégico” en el Reino Unido, dijo hoy el presidente de la multinacional, José María Álvarez-Pallete, un día después de que la Comisión Europea anunciara el veto a la venta de su filial británica O2 a la compañía Hutchison.

En su primera junta de accionistas como presidente de Telefónica, cargo al que accedió el 8 de abril pasado, el directivo aseguró que la operadora seguirá trabajando “activamente” para mejorar su “posición de endeudamiento”, ante la elevada deuda neta que acumula, superior a los 50.000 millones de euros.

La venta de O2, valorada en 10.250 millones de libras, hubiera permitido a Telefónica reducir deuda por unos 13.000 millones de euros, pero mantenerla en el perímetro del grupo da capacidad a Telefónica de soportar un endeudamiento de 5.000 millones de euros adicionales, según Álvarez-Pallete.

“Nos sentimos cómodos con la situación actual”, afirmó el directivo en su respuesta a los analistas, en la que desglosó, entre las alternativas que conforman el “plan B” tras el veto de Bruselas, medidas que afecten a otros activos, como la nueva división global de Infraestructuras, Telxius, cuya salida a bolsa estudia la multinacional.

De hecho, Telxius Telecom ya aparece registrada en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), lo que podría constituir el primer paso para esa eventual salida a bolsa que, según apuntaba esta semana el propio presidente, se producirá “lo antes posible”.

Asimismo, se plantea eventuales desinversiones, medidas financieras y el mantenimiento del “scrip dividend”.

En cuanto a O2, Telefónica estudia su venta a otros compradores y su salida a bolsa, total o parcialmente.

La Comisión Europea prohibió la venta de O2 a Hutchison porque considera que la operación habría dejado en solo tres los operadores de redes móviles en el Reino Unido y le preocupaba que los clientes “tuvieran menos posibilidades de elección y pagaran precios más altos”.

Según informa hoy el canal británico Sky News, tres de las mayores firmas mundiales de capital riesgo, Apax Partners, CVC Capital Partners y KKR, evalúan presentar una oferta a Telefónica por su filial en el Reino Unido O2.

Según esa fuente, las tres firmas están examinando una posible oferta que ascendería a unos 10.000 millones de libras (12.600 millones de euros), algo por debajo de los 10.250 millones de libras en los que estaba valorada la operación con el grupo chino.

Dos de esos grupos, Apax y KKR, ya se unieron en 2015 para presentar una oferta por el grupo EE, que finalmente acabó integrándose en el británico BT Group.

Fuentes del mercado citadas por Sky subrayan que la oferta de esas tres firmas de capital riesgo no es la única que podría llegar para la filial de telefónica.

Liberty Global, propietaria de Virgin Media, que opera la segunda mayor red de banda ancha en el país, está entre las firmas que podrían estar interesadas en adquirir O2 a la compañía española.