Bangkok, 31 mar (EFE).- Centenares de tailandeses se manifestaron hoy en Bangkok contra la falta de transparencia de la Comisión Electoral (CE), que una semana después de las primeras elecciones celebradas en el país desde el golpe de Estado de 2014 aún no ha revelado los resultados oficiales.

Un grupo de activistas de la Universidad De Thammasat, institución tradicionalmente progresista, organizó una manifestación y recogida de firmas en el Monumento de la Victoria para pedir que salgan a la luz los resultados de los comicios y que la CE sea llevada ante los tribunales.

Mientras tanto, un grupo asociado a los «camisas rojas» convocaba otra protesta en la intersección de Ratchaprasong, en el corazón del centro comercial de la capital, donde se produjeron algunos enfrentamientos menores con la policía.

Los «camisas rojas» son partidarios del ex primer ministro Thaksin Shinawatra, depuesto en un golpe de Estado en 2006 y exiliado para evitar una condena por abuso de poder, pero cuyos partidos han ganado todas las elecciones desde entonces, incluidas las de 2011, que ganó su hermana Yingluck, cuyo gobierno también fue disuelto por los militares tres años después.

Según los cálculos de los medios locales a partir de los resultados revelados hasta el momento, el partido por el que Yingluck accedió al poder hace ocho años, el Puea Thai («Para los tailandeses»), habría obtenido el mayor número de escaños en el Parlamento en las elecciones del pasado 24 de marzo.

El Palang Pracharat, partido que presenta como candidato a primer ministro a Prayut Chan-ocha, el general en la reserva que lideró el golpe de Estado contra el gobierno de Yingluck en 2014, habría sido el más votado, pero habría quedado en segundo lugar en número de escaños.

La CE ha ido retrasando el anuncio del resultado oficial de las elecciones desde el día de los comicios, aduciendo problemas con el sistema informático, y ha anunciado que no los revelará hasta el próximo 9 de mayo, días después de la coronación del Rey Vajiralongkorn, prevista para los días 4 a 6 del mismo mes.

El retraso de la CE, cuyos miembros fueron nombrados por la junta militar encabezada por Prayut, ha suscitado todo tipo de acusaciones y según una encuesta de Suan Dusit publicada hoy, al 69,47 por ciento de los tailandeses le preocupan las prácticas fraudulentas, la falta de transparencia y los resultados poco claros en las elecciones.

Pese a la incertidumbre que pesa sobre los resultados, el pasado miércoles siete partidos antijunta liderados por el Puea Thai anunciaron su intención de formar una coalición de Gobierno, ya que según sus propios cálculos contaban con una mayoría de 255 escaños, de los 500 escaños electos de la Cámara Baja del parlamento.

Pero aunque dicha coalición antijunta podría contar con mayoría de escaños en la Cámara Baja, la elección del primer ministro dependerá también del voto de los 250 miembros del Senado, nombrados a dedo por la junta militar y que en principio se decantarían por el exgeneral golpista Prayut Chan-ocha. EFE

csg/rml

(foto)(vídeo)