Nairobi, 18 abr (EFE).- El presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, aseguró hoy que su administración ayudará a repatriar a aquellos extranjeros que deseen abandonar el país debido a la ola de violencia xenófoba registrada en las últimas semanas.

En una alocución dirigida a los extranjeros acogidos en un campamentos instalado en el barrio de Chatsworth, a las afueras de la ciudad de Durban, Zuma también invito a permanecer en Sudáfrica a quienes lo deseen, informó la radiotelevisión pública, SABC.

«Aquellos que quieran quedarse son más que bienvenidos. Mientras, el Gobierno trabajará duro para garantizar que están seguros», aseveró.

«Incluso a quienes quieran volver a casa, garantizaremos la paz si desean volver», añadió.

El presidente aclaró que «no todos los sudafricanos han atacado a extranjeros. Es solo una minoría muy pequeña».

Zuma también llamó a todos los sudafricanos a prestar su ayuda a las personas acogidas en campamentos.

El mandatario canceló hoy un viaje a Indonesia para abordar el estallido de violencia xenófoba, que ha llevado a grupos armados a atacar establecimientos regentados por residentes africanos de otros países.

Como consecuencia de estos ataques, han muerto al menos seis personas y miles de extranjeros se han visto obligados a abandonar sus hogares a la espera, en muchos casos, de ser repatriados por sus países.