París, 29 may (EFE).- Los conflictos de Siria y Ucrania son los grandes contenciosos presentes en la conversación “franca y bastante directa” que mantendrán hoy los presidentes de Francia, Emmanuel Macron, y Rusia, Vladimir Putin, en el Palacio de Versalles.

Esa es la descripción del encuentro en el antiguo palacio real hecha por la ministra francesa de Asuntos Europeos, Marielle de Sarnez, que, en una entrevista radiotelevisada por “RMC” y “BFMTV”, reconoció las “diferencias” que París mantiene con Moscú sobre los dos conflictos.

Respecto a Ucrania, De Sarnez subrayó que las sanciones europeas contra Rusia se explican por que Putin “hizo algo que era totalmente ilegal con Crimea” al anexionarse ese territorio, y también por su acción en la región del Donbass.

Aunque precisó que no se contempla un endurecimiento de esas sanciones, reiteró que para que se levanten Moscú tiene que respetar los acuerdos de Minsk, y que ahora no se están cumpliendo.

Preguntada sobre si Macron abordará la cuestión de los derechos de los homosexuales en Chechenia, la ministra respondió que el jefe del Estado francés “no se prohibirá nada”.

Precisamente, Amnistía Internacional organizó esta mañana un acción en París coincidiendo con la visita de Putin a Francia para denunciar el trato de los homosexuales en Chechenia.

Activistas de la organización desplegaron una pancarta en Trocadero, frente a la Torre Eiffel, en la que se podía leer “Stop a la homofobia en Chechenia”.

También la ONG Human Rights Watch emitió hoy un comunicado en el que alerta al mandatario francés de que su reunión con el ruso será “un primer test importante para su compromiso de dar un lugar a los derechos humanos en su política extranjera”.

Este primer contacto entre Macron y Putin se produce después de cinco años de crispación durante la presidencia de François Hollande entre los dos países.

El nuevo jefe del Estado francés ha optado para este primer cara a cara con Putin por el marco fastuoso del Palacio de Versalles, aprovechando la apertura de una exposición conmemorativa de 300 años de relaciones entre los dos países y de la visita a la corte francesa en 1717 del zar Pedro el Grande.

El jefe del Estado francés recibe a su homólogo a partir de las 13.40 hora local (11.40 GMT) para una primera entrevista de unos cuarenta minutos antes de un almuerzo de trabajo, tras el cual ambos comparecerán en conferencia de prensa.

Una vez finalizada esa comparecencia, los dos mandatarios tienen previsto recorrer la exposición.