Nueva Delhi, 8 ene (EFE).- La India vivió hoy una primera jornada de huelga general convocada por sindicatos nacionales, que continuará mañana, contra las políticas económicas del Gobierno del actual primer ministro, Narendra Modi.

Miles de manifestantes salieron hoy a las calles en distintos puntos del país asiático como Bengala, en el este de la India; Kerala, en el sur, y en ciudades como Nueva Delhi y Bombay, reportó hoy el canal de televisión indio NDTV.

“Los sistemas de transporte público han sido afectados por la huelga general. Casi no hay tiendas ni establecimientos comerciales abiertos, aunque sí se ven vehículos privados en las calles”, afirmó a Efe el portavoz de la Policía de Kerala, Pramod Kumar.

La oficina del primer ministro de ese mismo estado añadió a Efe que la huelga convocada por organizaciones como el Centro de Sindicatos de la India (CITU) y el Sindicato Nacional de la India del Congreso (INTUC, siglas en inglés) afectó en gran medida a los centros gubernamentales, aunque de forma pacífica.

“El Gobierno nos está infligiendo una espiral de precios crecientes respecto a la comida y las necesidades básicas”, afirmó en Twitter una de las entidades convocantes, el Consejo Central Indio de Uniones Sindicales (AICCTU, en inglés).

Otras razones citadas por el sindicato incluyen “el torrente de medidas contra los trabajadores” lanzadas por el Gobierno de Modi, al que acusaron también de haber “negado los derechos y la dignidad de miles de trabajadores sanitarios en todo el país”.

El Partido Comunista de la India (CPI, marxista) se unió a los sindicatos convocantes y reportó en Twitter movilizaciones muy concurridas en los estados de Bihar (norte) y Andhra Pradesh (sur) durante las que los trabajadores reclamaron salarios mínimos por unas 18.000 rupias mensuales (unos 220 euros) y pensiones.