Seúl, 20 abr (EFE).- La Bolsa de Seúl cerró la jornada de hoy con un ascenso, atribuido por analistas locales al optimismo sobre la economía de China, principal socio comercial de Corea del Sur, después de que Pekín recortara el coeficiente de caja de los bancos.

El índice referencial Kospi subió 3,21 puntos, el 0,15 por ciento, hasta 2.146,71 unidades en una sesión en la que se movieron 6.460 millones de dólares, mientras que el tecnológico Kosdaq avanzó 0,06 puntos, el 0,01 por ciento, hasta los 706,96 enteros.

Los inversores del Kospi prolongaron la larga racha alcista del indicador alentados por las buenas perspectivas sobre la economía de China, donde se están tomando importantes medidas para estimular el crecimiento.

El Banco Popular de China (central) anunció el domingo un recorte de un punto en el coeficiente de caja de los bancos comerciales, una medida con la que el gigante asiático pretende reactivar la economía nacional después de que la pasada semana diera nuevamente muestras de desaceleración.

Entre las subidas de hoy en la plaza surcoreana destacó la del mayor fabricante de productos químicos de Corea del Sur, LG Chem, cuyas acciones se revalorizaron un 8,41 por ciento.

El principal fabricante de automóviles del país, Hyundai Motor, vio crecer sus títulos un 2,65 por ciento y su filial Kia Motors sumó un 0,74 por ciento.

Por el contrario, en el sector de la tecnología el gigante Samsung Electronics, valor de referencia del mercado bursátil local, cerró la sesión un 1,38 por ciento a la baja y su competidor LG Electronics se dejó un 0,83 por ciento.

Entre las principales empresas surcoreanas de la construcción naval, Hyundai Heavy Industries, el mayor astillero del mundo, perdió un 0,35 por ciento de su valor y Hyundai Mipo Dockyard bajó un 2,21 por ciento.

La moneda local subió 4,5 unidades frente al dólar, que se intercambiaba en 1.079,2 wones al cierre de la sesión.