Seúl, 28 oct (EFE).- La Bolsa de Seúl cerró hoy con un moderado descenso, en una jornada en la que los inversores asumieron posiciones conservadoras a la espera de decisiones la próxima semana sobre política monetaria en Estados Unidos y Japón, evaluaron analistas locales.

El índice referencial Kospi bajó 4,70 puntos, el 0,23 por ciento, hasta 2.019,42 unidades en una sesión en la que se movieron 3.380 millones de dólares, mientras el tecnológico Kosdaq descendió 8,40 puntos, el 1,3 por ciento, hasta los 640,17 enteros.

El principal indicador de la bolsa de valores surcoreana sufrió hoy un descenso, en una jornada de baja actividad en la que los inversores mostraron una tendencia moderada a la venta por la falta de incentivos y a la espera de próximos acontecimientos.

La semana que viene tendrán lugar sendas reuniones del comité de política monetaria del Banco de Japón y de la Comisión Federal de Mercado Abierto de la Fed, que podrían dar pistas sobre las tendencias a corto y medio plazo en el Kospi.

Entre las principales empresas surcoreanas de la construcción naval, Hyundai Heavy Industries, el mayor astillero del mundo, sufrió una caída del 2,68 por ciento y el número uno de Corea del Sur en el sector de los cosméticos, Amore Pacific, se dejó un 1,1 por ciento.

En el sector de la tecnología el gigante Samsung Electronics, valor de referencia del mercado bursátil local, cerró la sesión de hoy un 2,61 por ciento al alza.

El principal fabricante de automóviles del país, Hyundai Motor, avanzó un 1,81 por ciento, aunque su filial Kia Motors perdió un 1,2 por ciento de su valor.

La moneda local perdió 2,4 unidades frente al dólar, que se intercambiaba en 1.144,49 wones al cierre de la sesión.