Seúl, 27 abr (EFE).- La Bolsa de Seúl cerró la jornada de hoy con un leve descenso, atribuido por analistas locales a la incertidumbre sobre la deuda de Grecia, que contribuyó a minar el optimismo de los inversores en la plaza surcoreana.

El índice referencial Kospi bajó 2,26 puntos, el 0,1 por ciento, hasta 2.157,54 unidades en una sesión en la que se movieron 5,69 millones de dólares, mientras que el tecnológico Kosdaq, por el contrario, subió 8,65 puntos, el 1,25 por ciento, hasta los 699,39 enteros.

El principal indicador de la bolsa de valores surcoreana, que ha gozado de una larga racha alcista en las recientes semanas, sufrió hoy un pequeño bache golpeado por las incertidumbres en los mercados de todo el mundo que responden a falta de acuerdo sobre la deuda griega, evaluaron analistas locales.

En la reunión del Eurogrupo celebrada el pasado viernes en Riga (Letonia) los ministros de Finanzas elevaron la presión sobre su homólogo griego, Yanis Varufakis, y lamentaron el escaso progreso obtenido hasta ahora en las negociaciones, que en principio deberían concluir este jueves.

En el sector de la tecnología el gigante Samsung Electronics, valor de referencia del mercado bursátil local, cerró la sesión de hoy un 1,06 por ciento a la baja y la firma de chips SK Hynix cayó un 2,97 por ciento, mientras el fabricante de pantallas LG Display finalizó sin variaciones.

El principal fabricante de automóviles del país, Hyundai Motor, perdió un 0,85 por ciento y su compañía de autopartes, aunque su filial Kia Motors logró un ascenso del 2,37 por ciento.

La multinacional del acero Posco perdió un 1,16 por ciento de su valor, mientras Naver, el operador del mayor portal de Internet de Corea del Sur, avanzó un 2,55 por ciento y la empresa estatal de energía Korea Electric Power Corporation (Kepco) sumó un 0,32 por ciento.

La moneda local ganó 6,4 unidades frente al dólar, que se intercambiaba en 1.073 wones al cierre de la sesión.