Belgrado, 31 mar (EFE).- El ultranacionalista serbio Vojislav Seselj, declarado hoy no culpable de crímenes de guerra por la justicia internacional, señaló ante la prensa en Belgrado que “el veredicto ha sido el único posible desde el aspecto judicial”.

“Esta vez, después de tantos procesos a serbios acusados como inocentes y condenados con sentencias draconianas, han aparecido dos jueces honrados que han mostrado que el profesionalismo y la honra están por encima de cualquier presión política”, dijo Seselj, liberado el año pasado por sufrir un cáncer avanzado.

Adelantó que además de los 12 millones de euros que pidió en 2012 en concepto de compensación por su encarcelamiento, agregará ahora otros 2 millones por los sufrimientos que padecía mientras esperaba el fallo.

Según Seselj, líder del Partido Radical Serbio (SRS), los magistrados “se resistieron a las presiones y han tomado él único veredicto posible desde el aspecto judicial”.

Agregó que tras el veredicto su postura hacia el TPIY “como un tribunal antiserbio y como instrumento del nuevo orden mundial” no ha cambiado.

Aseguró que no le interesaba el veredicto y que no lo siguió en directo, y que fue informado por sus colaboradores.

“Podría haber recibido al menos un poco de pena para que no se irriten tanto los enemigos serbios, tanto fuera de Serbia como en Serbia”, dijo con ironía y entre risas Seselj, quien fue viceprimer ministro serbio entre 1998 y 2000.

Con su conocida retórica desafiante reiteró que la idea de la “Gran Serbia” sigue siendo “inmortal” y que es “igual de fuerte” con él y sin él y su contribución política y bélica.

Aseguró que no le importan las reacciones negativas de Croacia y Bosnia sobre su absolución, e indicó que “si (las reacciones) son descaradas más de lo soportable, entonces ellos deberán temer las mías, sobre todo los croatas”.

Asimismo, lamentó “profundamente” que sus “amigos”, como el exlíder serbobosnio Radovan Karadzic, condenado la pasada semana a 40 años, o el general Zdravko Tolimir, fallecido recientemente mientras cumplía la sentencia, “no tenían jueces tan honrados, porque en tal caso habrían sido liberados”.

El veredicto a Seselj fue pronunciado en plena campaña para las elecciones parlamentarias anticipadas del 24 de abril en Serbia.

En estos comicios, el líder del SRS aspira a ganar entre el 20 y 25 % de los votos, aunque los sondeos no le dan más de un 6 %, lo que sin embargo sería suficiente para entrar de nuevo al Parlamento.