Fráncfort (Alemania), 29 jul (EFE).- La marca española Seat, del fabricante automovilístico alemán Volkswagen, tuvo en el primer semestre un beneficio operativo de 52 millones de euros, frente a la pérdida de 37 millones de euros en el mismo periodo de 2014.

La matriz informó hoy de que la mejora del resultado de Seat “reside principalmente en el incremento del volumen, el efecto positivo del tipo de cambio y la optimización de costes”.

La facturación se incrementó en el primer semestre un 13,2 %, hasta 4.469 millones de euros, en comparación con en el mismo periodo de 2014.

Asimismo se produjo en la marca española un aumento del 10,5 % de las unidades facturadas (incluyendo la producción del Audi Q3) en el primer semestre de 2015, de 258.000 a 286.000 vehículos.

Volkswagen, que se ha convertido en el mayor fabricante automovilístico del mundo por delante de Toyota, mantuvo en el primer semestre el beneficio neto en 5.663 millones de euros, un 0,9 % menos que en los mismos meses de 2014, en un entorno difícil.

El presidente de la compañía, Martin Winterkorn, dijo al presentar las cifras del primer semestre que “observamos atentamente la evolución de la economía mundial, sobre todo, en vista de las incertidumbres en los mercados de China, Brasil y Rusia”.