Teherán, 29 mar (EFE).- El presidente iraní, Hasán Rohaní, trató directamente en una conversación telefónica con la canciller alemana, Angela Merkel, la situación de las negociaciones entre su país y el Grupo 5+1 para un acuerdo nuclear, en las que pidió una mayor “flexibilidad” de Occidente para poder llegar a un acuerdo.

“Hemos llegado a tiempos sensibles. Irán ha demostrado suficiente flexibilidad en las negociaciones y ahora le toca a la otra parte dar los últimos pasos”, le dijo Rohaní a Merkel, según recoge la agencia de noticias oficial iraní IRNA.

Además, el presidente iraní subrayó que cualquier acuerdo nuclear debe suponer el levantamiento de las sanciones que pesan sobre su país, ya que “el principal objetivo del acuerdo es el de forjar confianza entre las dos partes”.

“Siempre hemos apoyado un acuerdo en el que todos ganen, que pueda servir a los intereses de todas las partes”, añadió.

En este sentido, el presidente iraní abordó las relaciones bilaterales entre Irán y Alemania, y manifestó su esperanza de que mejoren bajo las nuevas condiciones que establezca el acuerdo nuclear.

Por su parte, Merkel señaló que su país apoya de forma efectiva las conversaciones e indicó que eliminar la desconfianza sobre el plan nuclear iraní será importante para todos.

También coincidió con Rohaní en que las sanciones contra Irán deben ser eliminadas.

Irán y los países del Grupo 5+1 (EEUU, China, Francia, Reino Unido y Rusia, además de Alemania) arrancaron el pasado jueves la que presumiblemente será la última ronda de negociaciones para un acuerdo nuclear, reuniones que se han intensificado en las últimas horas porque las partes quieren cumplir con el plazo hasta el 31 de marzo que se dieron para alcanzar un acuerdo marco.

De alcanzarse el acuerdo de aquí al martes próximo, aún quedarían tres meses hasta el 30 de junio para especificar los detalles técnicos del pacto definitivo.