Roma, 8 jun (EFE).- El presidente del Gobierno italiano, Matteo Renzi, afirmó hoy que el plan aprobado por la Comisión Europea (CE) sobre ayudas a los países de origen y tránsito de inmigrantes, sobre todo africanos, “es un paso adelante pero no la solución”.

“Un pequeño paso en la dirección indicada por Italia finalmente se ha dado desde Europa y por la comunidad internacional. Pero que se sepa que es sólo un pequeño paso”, explicó el mandatario en su página de la red social de Facebook.

Renzi clamó por “un mayor esfuerzo para salvar a África de la emigración y a Europa del miedo”.

La CE aprobó ayer la movilización de 8.000 millones de euros en cinco años para lograr objetivos en gestión migratoria a corto y largo plazo en países africanos, principalmente.

A lo que Renzi respondió que “la emergencia sólo se resuelve a largo medio plazo” y afirmó que la solución es “cooperación internacional, inversiones europeas, financiaciones novedosas”.

“Esto es lo que sirve a África junto con un gigantesco desafío educativo, con el que deben colaborar esfuerzos privados y públicos”, agregó en su mensaje en Facebook.

Sobre la situación en Italia, Renzi opinó que “no existe alguna invasión” de inmigrantes en el país pues el año pasado en estas fechas habían llegado 51.000 indocumentados, mientras que en lo que va de año se han registrado 48.000.

“Por lo tanto, la realidad es diferente de quien quiere contarla soplando para reavivar el fuego para adquirir un consenso electoral que además no consigue”, agregó Renzi.

No obstante recordó que “el problema (de la inmigración) existe”.