Roma, 31 oct (EFE).- El primer ministro italiano, Matteo Renzi, prometió hoy la reconstrucción de las zonas afectadas por los últimos terremotos en el centro del país “bajo el control de la opinión pública” y “sin ladrones”.

Renzi reconoció que los daños causados por los seísmos -el último el domingo de magnitud 6,5 en la escala de Richter que no causó víctimas mortales pero sí destrucción- son “impresionantes”.

“Esos pueblos son la identidad italiana, tendremos que reconstruirlos todos, rápido y bien”, dijo el jefe del Gobierno en su sitio en internet “Enews”.

Renzi añadió que la prioridad es la seguridad de las personas afectadas por los terremotos que asolaron sobre todo las regiones de Umbría y Las Marcas, pero que a continuación vendrá la fase de reconstrucción.

Y que esta se hará “con el control de la opinión pública y de todos los ciudadanos. No se desperdiciará ni un céntimo y tenemos que demostrar quiénes somos: personas que, a diferencia de algunos asuntos del pasado, saben hacer obras públicas sin desperdicio y sin ladrones”.

El primer ministro avanzó que de esto y de las medidas de seguridad para los damnificados -oficialmente más de 15.000 acogidos según Protección Civil solo de las localidades afectadas desde el pasado miércoles- se hablará hoy en una reunión del Consejo de Ministros convocado para las 17.00 hora local (16.00 GMT).

“No podemos tener tiendas durante meses en la montaña, bajo la nieve. Los hoteles están ahí, para todos. Pero muchos de nuestros compatriotas no quieren dejar su tierra ni siquiera durante una semana. Por lo tanto, tendremos que gestionar lo mejor posible esta primera fase, la emergencia”, escribió Renzi.

El primer ministro aludió al concepto de “Casa Italia”, que ya mencionó cuando sucedió el primer gran terremoto de este año, el pasado 24 de agosto y que golpeó a las mismas zonas del centro del país.

De ese proyecto dijo que se trata de “un plan estratégico para el futuro de nuestros hijos y de nuestros nietos. No solo la emergencia, no solo la reconstrucción sino, por fin, la prevención”.

Agregó que la puesta en práctica de ese plan necesitará “un par de generaciones” y aludió a las explicaciones que, a ese efecto, dijo haber recibido del conocido arquitecto italiano Renzo Piano.

Por último, Renzi agradeció la “reacción organizativa” de la Protección Civil, los Bomberos, los administradores locales, las fuerzas del orden, el Ejército y los voluntarios.