Roma, 19 abr (EFE).- El primer ministro italiano, Matteo Renzi, alabó hoy «la labor que está realizando Italia en condiciones casi de abandono» y condenó el hecho de que, frente a estas tragedias, «no haya un sentimiento de cercanía y solidaridad» por parte de la Unión Europea (UE).

Renzi hizo estas declaraciones durante la rueda de prensa celebrada tras la reunión extraordinaria convocada a raíz del naufragio de una embarcación que, según uno de los 28 supervivientes rescatados, ha dejado 700 desaparecidos a 70 millas de la costa de Libia, en el canal de Sicilia.

«La labor que está haciendo Italia en condiciones casi de abandono, a veces acompañada de otras realidades internacionales, es un trabajo extraordinario. Italia está salvando vidas humanas», afirmó el líder del Partido Democrático (PD, en el Gobierno).

«No es posible pensar que frente a estas tragedias que estamos viviendo no haya ese sentimiento de cercanía y de solidaridad que otras veces la UE ha mostrado», añadió.

El primer ministro convocó hoy en el Palazzo Chigi, sede del Ejecutivo, a los ministros de Exteriores, Paolo Gentiloni, del Interior, Angelino Alfano, de Defensa, Roberta Pinotti, y de Infraestructuras, Graziano Delrio, para analizar el camino que seguirá a partir de ahora Italia.

«Italia es un país que está trabajando en estos momentos para salvar vidas humanas, en colaboración con las autoridades de Malta», comentó Renzi, que dijo que evitar que más tragedias como esta se sucedan en el mar Mediterráneo «no puede ser solo labor» de estos dos países.

«En las conversaciones que he mantenido a lo largo de la tarde con algunos líderes europeos, parece que en este punto estamos todos de acuerdo», apostilló.

Para Renzi, la solución a este problema pasa por incrementar la ayuda comunitaria en la operación Tritón y también por trabajar para «frenar la tensión que existe en Libia».

«El 91% de los inmigrantes que llegan a Italia proceden de Libia. El tema de Libia es prioritario», subrayó.

Los ministros europeos de Interior y de Asuntos Exteriores tienen previsto celebrar próximamente una reunión conjunta para abordar el drama migratorio, según anunció la Comisión Europea (CE) tras las informaciones sobre este nuevo naufragio.

De momento, mañana se celebrará un Consejo de Asuntos Exteriores en Luxemburgo que incluirá el tema migratorio como punto formal.

«En este consejo, Italia propondrá endurecer la lucha contra los traficantes de seres humanos», adelantó Renzi, al tiempo que calificó este fenómeno como «una gran plaga que afecta al continente europeo y al mar Mediterráneo».

Hasta ahora, la Guardia costera italiana ha informado del rescate de 28 de los inmigrantes que viajaban en el barco naufragado y de la recuperación de 24 cuerpos, mientras unidades navales prosiguen la búsqueda.

Estos 24 cadáveres, informó Renzi, «llegarán en las próximas horas a Malta», pues el suceso se produjo en aguas cercanas a esa isla y sus autoridades se han ofrecido a hacerse cargo de ellos.