Málaga, 28 mar (EFE).- El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha considerado hoy la inauguración del Centro Pompidou de Málaga como ejemplo de una nueva etapa de desarrollo de la ciudad para convertirla en “punta de lanza” del crecimiento económico y social de España.

Rajoy ha inaugurado este centro, el primero de estas características fuera de Francia, junto a la ministra de Cultura francesa, Fleur Pellerin; el presidente del Pompidou, Alain Seban, y el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre (PP).

El jefe del Ejecutivo ha destacado los lazos tradicionales de amistad y la colaboración existentes entre España y Francia en todos los ámbitos y, especialmente, en el cultural.

Para Rajoy, la apertura del Centro Pompidou es uno de los grandes acontecimientos culturales de España en el presente año y es el resultado del “excepcional liderazgo” de una de las instituciones de arte moderno y contemporáneo más importante del mundo y de su voluntad de internacionalización.

El presidente del Gobierno ha considerado que la dimensión cultural es un gran activo de Francia y ha agradecido “el acierto” del Pompidou al escoger la capital de la Costa del Sol para abrir esta instalación.

Ahora, ha garantizado el compromiso del Gobierno de convertirlo en un “abanderado de la unión entre los dos países en pos de la difusión de su incomparable tesoro cultural”.

Rajoy ha destacado asimismo el “dinamismo y la ambición” de Málaga para auspiciar la renovación de la creación artística y cultural y ha considerado que, además de ser “acogedora y hospitalaria”, es una ciudad “de emprendedores” con su ayuntamiento y su alcalde a la cabeza y que ha decidido que la cultura sea el centro de una nueva etapa de desarrollo.

Un hecho que, ha recordado, se suma al de ser la zona turística más importante del sur de Europa y contar con infraestructuras de referencia.

“La oferta cultural de Málaga es una seña de su nueva identidad como ciudad del conocimiento y la innovación creativa”, ha recalcado haciéndose eco de unas palabras del alcalde malagueño.

Según Rajoy, el Centro Pompidou completa la oferta cultural de la ciudad, consolida su internacionalización y proyecta con mucha fuerza su imagen en Europa y en el mundo.

Ha elogiado también la aportación de empresas privadas para hacer posible esta inauguración y ha considerado que se trata de un ejemplo perfecto de la implicación de toda la sociedad en el futuro de la ciudad.

“Málaga ha experimentado un gran avance en todos los sectores en estos últimos años y estoy absolutamente convencido de que así seguirá siendo”, ha recalcado Rajoy.