Madrid, 27 abr (EFE).- El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, anunció hoy una previsión de crecimiento de España para 2015 del 2,9 por ciento, cinco décimas más que la última estimación oficial.

Rajoy, en su intervención en un desayuno informativo, avanzó igualmente que la previsión de crecimiento para el próximo año será «de ese mismo tenor».

«Esto no es voluntarismo ni fuegos artificiales», dijo el jefe del Ejecutivo tras anunciar estas previsiones, y señaló que con la «misma prudencia» puede asegurar que España será la economía del euro que más crezca entre las grandes y «con una diferencia considerable» respecto a la media de la eurozona.

«¿Quién nos lo iba a decir hace solo un par de años?», preguntó el presidente del Gobierno, quien dijo además que este año se crearán más de medio millón de empleos, un ritmo que ya apuntó la Encuesta de Población Activa del primer trimestre.

Para que todas estas previsiones se cumplan e «incluso mejoren», Rajoy aseguró que su Gobierno seguirá manteniendo el «impulso reformista» que le ha guiado toda la legislatura, con especial atención ahora en ámbitos como la administración, la formación para el empleo, el apoyo de los autónomos, la unidad de mercado o la innovación.

Defendió que en estos años se ha mantenido el estado de bienestar, algo que «no existe en ninguna otra parte en el mundo».

Para que siga siendo así, hay que ser, en su opinión, «extremadamente ambiciosos» con las reformas, y «extremadamente eficaces en la gestión de los recursos».

Por otro lado, Rajoy insistió en que el «gran objetivo nacional» es llegar a veinte millones de ocupados en la próxima legislatura, una meta, dijo, «razonable».

El desempleo, que llegó al 26 % de la población activa en 2012, ha sido la principal consecuencia de la crisis económica que vive España desde 2008.

El presidente del Gobierno apuntó en su discurso que en estos años de crisis la sociedad española ha tenido un «comportamiento ejemplar». «A todos se lo agradezco de corazón. Sus esfuerzos individuales han permitido un gran éxito colectivo», añadió.

Ahora que existe la «oportunidad real de entrar en un largo periodo de crecimiento y bienestar para los españoles», Rajoy prometió que desde su Gobierno y desde el PP se hará «todo lo posible por no frustrar esa esperanza».

Esta intervención del presidente del Gobierno se produce un mes antes de las elecciones municipales y regionales previstas para el 23 de mayo, en las que, según las encuestas, el gobernante Partido Popular (PP, centroderecha) perdería gran parte de sus apoyos.