Moscú, 4 abr (EFE).- El presidente de Rusia, Vladímir Putin, y el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, se reunieron hoy en el Kremlin, en lo que es su segundo encuentro este año, para discutir la situación en Siria y la cooperación entre las fuerzas armadas de ambos países.

«Desde nuestro último encuentro no ha pasado mucho tiempo, pero estos son siempre de utilidad dada la intensidad de nuestras relaciones», dijo el líder ruso al recibir a Netanyahu.

El primer ministro israelí, que visita Moscú a pocos días de las elecciones generales en su país, agradeció a Putin por ayudar a Israel a recuperar los restos del sargento Zachary Baumel, caído en combate en la batalla de Sultan Yaacub, entre Israel y Siria, durante la guerra del Líbano de 1982.

«Me gustaría agradecérselo en nombre de todo el pueblo de Israel», dijo Netanyahu, quien adelantó que los restos del soldado serán enterrados en una ceremonia que tendrá lugar esta tarde en Jerusalén.

Y aunque los resultados del encuentro de Putin y Netanyahu no trascendieron, el Kremlin indicó que ambos dirigentes hablaron de la situación en Siria, donde Moscú es aliado con Teherán en el apoyo al régimen del presidente Bachar al Asad, e Israel denuncia el intento iraní de establecerse militarmente en la región.

El repentino viaje de Netanyahu, del que se informó con muy poca antelación, se produce poco después del reconocimiento de la soberanía israelí en los Altos del Golán por parte de Estados Unidos, una decisión criticada por Rusia.

Además, el dirigente israelí tenía previsto discutir con Putin su plan para la salida de grupos iraníes de Siria, aliados de Damasco, que ya fue presentado al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, según la prensa.

A este respecto, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, manifestó ayer que si el político israelí «trae un plan concreto» a Moscú, sería «analizado y discutido».