Moscú, 20 oct (EFE).- El presidente ruso, Vladímir Putin, ordenó prolongar la pausa humanitaria en la ciudad siria de Alepo durante 24 horas, anunció hoy el ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú.

«Por encargo del comandante supremo de las Fuerzas Armadas de Rusia, Vladímir Putin, se ha tomado la decisión de prolongar la pausa humanitaria durante 24 horas», dijo Shoigú, citado por los medios rusos.

Shoigú destacó que la decisión de prolongar la «pausa humanitaria» cuenta con el apoyo del régimen del presidente de Siria, Bachar al Asad, con el que Putin mantuvo ayer una conversación telefónica.

En la reunión que mantuvieron ayer en Berlín, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande, le exigieron a Putin que cesara los bombardeos sobre Alepo, que tacharon de crímenes de guerra.

El Kremlin advirtió hoy de que prolongar la pausa sería «muy problemático» si los yihadistas aprovechan el cese de los bombardeos rusos y sirios para reagruparse, reforzar sus posiciones y recibir refuerzos y pertrechos.

«Putin destacó la necesidad de cooperar (…) para una separación real y no de palabra de la oposición moderada de los grupos terroristas», dijo Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin.

La pausa humanitaria declarada por Moscú y Damasco, que comenzó hoy a las 08:00 hora local y debía prolongarse hasta las 19:00 horas, apenas ha sido aprovechada por unos pocos civiles y combatientes, según fuentes oficiales y opositoras.