Saná, 19 abr (EFE).- Los combates entre milicianos hutíes y fuerzas leales al presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, prosiguieron en las últimas horas, paralelamente a los ataques de la aviación de la coalición árabe contra posiciones de los rebeldes.

En la ciudad de Taiz, la tercera más importante del país, los hutíes y las tropas de la 35 Brigada de Blindados, leal a Hadi, libran intensos enfrentamientos.

Tres tanques de los milicianos chiíes resultaron destruidos anoche en los combates registrados en el barrio de Bir Basha.

Una fuente médica de Taiz dijo a Efe que al menos 12 hutíes y 5 milicianos tribales favorables a Hadi murieron durante los choques de anoche.

Asimismo, reveló que 16 combatientes chiíes y policías perdieron la vida esta madrugada en un ataque aéreo de la coalición árabe contra cuarteles de las Fuerzas Especiales de la Seguridad, leales a los hutíes, en el centro de Taiz.

Por su parte, testigos indicaron que aviones de combate volvieron hoy a bombardear el Palacio Presidencial de Taiz, que ya ha sido blanco de varios ataques desde el comienzo de la operación aérea «Tormenta de Firmeza», el pasado 26 de marzo.

La coalición árabe sostiene que el movimiento chií de los hutíes utiliza ese edificio como sede de su comando de operaciones en Taiz.

Además, la aviación destruyó la sede local del Departamento de la Seguridad Política (servicios secretos) en esa urbe.

Los combates se intensificaron hoy también en la ciudad costera meridional de Adén, entre las fuerzas que apoyan a Hadi y los hutíes, en el barrio de Jur Meksar y en los alrededores del aeropuerto local, controlado por los milicianos chiíes.

Según testigos, en las mezquitas de la urbe se lanzan llamamientos desde esta mañana para alentar a los jóvenes de la ciudad a unirse a la «yihad» o guerra santa contra los «invasores hutíes», cuyo principal bastión se encuentra en las montañas del norte del país.

En la cercana provincia de Dalea, al menos siete milicianos chiíes y cuatro leales a Hadi murieron en enfrentamientos en la zona de Al Yalila y en un cruce de la carretera que lleva al área de Al Shoeib.

Además, más de 10 milicianos chiíes perecieron en la provincia de Al Baida, en el centro del Yemen, en un ataque repentino lanzado por combatientes tribales suníes a una posición hutí en el área de Al Serar, próxima a la histórica ciudad de Redaá, informaron fuentes tribales.

Además, otros tres miembros del movimiento chií perecieron en otro ataque lanzado contra un puesto de control hutí en un acceso a Ataq, capital de la provincia meridional de Shebua, explicó una fuente de seguridad.

La fuente agregó que se cree que los atacantes pertenecen a la red terrorista Al Qaeda.