Yuba, 20 feb (EFE).- El presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir, anunció hoy que ha alcanzado un acuerdo con el líder de la oposición armada, Riek Machar, para formar un Gobierno de transición este viernes, un día antes de que expire el plazo fijado para la creación de ese gabinete en el marco del acuerdo de paz de 2018.

En una comparecencia televisada, los dos líderes confirmaron su compromiso con la formación de un Gobierno de unidad, en el que Machar ocupará la vicepresidencia y Kiir permanecerá como presidente, en cumplimiento de los acuerdos de paz firmados en septiembre de 2018 para poner fin a la guerra civil en el país.

“Acordé con el presidente Kiir la necesidad de formar un Gobierno en la fecha establecida a pesar de los retos que no hemos podido solucionar aún”, afirmó Machar.

En los últimos días había quedado en el aire la posibilidad de que ambos lograran formar Gobierno antes del 22 de febrero, fecha establecida por las partes y los mediadores después de dos prórrogas el pasado noviembre y mayo, debido a los desacuerdos que aún persisten entre Kiir y Machar.

Las partes siguen manteniendo diferencias sobre la estructura administrativa del país, que la oposición exige que sean 10 estados, como cuando Sudán del Sur se independizó de Sudán en 2011, pero Kiir los fijó en más de 30 y recientemente rebajó a 10 más tres áreas administrativas separadas.

Machar acudió esta semana a Yuba precisamente para abordar esta cuestión polémica con su rival y los mediadores de la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo en el Este de África (IGAD).

El líder opositor viajó a la capital sursudanesa pese a estar bajo arresto domiciliario en Jartum, un régimen que abandonará una vez se forme el nuevo Ejecutivo y vuelva a asumir el cargo de vicepresidente, que ocupaba en 2013, cuando Kiir le acusó de orquestar un golpe de Estado contra él.

Ambos alcanzaron un acuerdo de paz en 2015, que colapsó un año después, y el pacto sellado en septiembre de 2018 ha sobrevivido hasta el momento a pesar de que la mayoría de sus puntos no han sido aplicados, como la creación de un Ejército nacional.

Según el texto, la oposición ocupará nueve carteras de un total de 35 en el Ejecutivo, además de 128 escaños de un total de 550 en el Parlamento, mientras que al actual Gobierno le corresponden 332 escaños y el resto, 90, serán asignados a las otras cuatro facciones opositoras que rubricaron el acuerdo de paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.