Lisboa, 7 ago (EFE).- El Gobierno de Portugal ha decidido hoy extender hasta el final del domingo la situación de alerta por riesgo de incendio forestal, que iba a concluir hoy viernes, debido a las adversas previsiones meteorológicas.

La decisión, anunciada por la secretaria de Estado de Administración Interna, Patrícia Gaspar, obedece a las altas temperaturas que se esperan también durante el fin de semana, y que complican el escenario para bomberos y protección civil.

“Ayer fue uno de los días más difíciles” en lo que va de verano, ha dicho Gaspar, con un registro de 140 incendios en 24 horas, que fueron combatidos por más de 6.000 bomberos en todo el país.

La situación fue especialmente preocupante al final de este jueves, 15 fuegos forestales activos repartidos por el norte y el centro del país que ya han sido dominados.

Actualmente, hay siete incendios activos de baja dimensión en el centro y norte del país, según datos de Protección Civil.

Gaspar destacó que el pasado mes ha sido “el julio más caliente desde 1931”, y que los fuegos que se están registrando tienen “en gran parte origen en la mano humana”, por lo que reiteró las llamadas a la ciudadanía para que extremen las precauciones.

“Cualquier distracción pequeña puede dar origen a estas situaciones”, avisó.

Según el Instituto Portugués de Mar y Atmósfera (IPMA), hoy hay “riesgo máximo” de incendio en un centenar de municipios del centro y norte del país, y “riesgo muy elevado” en 60 localidades de la misma zona.

La situación de alerta por riesgo de incendio forestal, una medida adoptada en varias ocasiones este verano, permite tomar medidas preventivas y la movilización rápida de los efectivos de combate a incendios.

Portugal es uno de los países europeos más afectados por los incendios forestales, donde el año pasado se quemaron más de 40.000 hectáreas de bosques.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *