Kiev, 30 mar (EFE).- El presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, abordó hoy el suministro de armas por parte de Estados Unidos durante una reunión con una delegación de congresistas norteamericanos.

“Aspiramos a crear un Ejército ucraniano moderno capaz de defender el país del agresor. Las armas defensivas son un instrumento de paz, no de guerra”, dijo Poroshenko, según informa la presidencia ucraniana en un comunicado.

Poróshenko destacó la importancia de la cooperación bilateral en materia de armamento y, en particular, que este año se celebrarán tres maniobras militares con participación de tropas estadounidenses en territorio ucraniano.

“Ucrania no sólo defiende su independencia, sino el futuro de toda Europa”, agregó en alusión al conflicto armado con los separatistas prorrusos del este del país, en el que el Gobierno de Kiev acusa a Rusia de apoyar militarmente a los rebeldes.

Por su parte, los congresistas comentaron que republicanos y demócratas coinciden a la hora de apoyar a Ucrania y defendieron las sanciones internacionales contra Rusia como “el precio a pagar” por su anexión de Crimea y su injerencia militar en el país vecino.

Kiev no pierde la esperanza de que EEUU le suministre armamento letal, aunque el presidente norteamericano, Barack Obama, se ha mostrado por el momento reticente.

Poroshenko promulgó hoy una ley que autoriza el despliegue de tropas extranjeras en el territorio nacional para la participación en maniobras militares.

Según el comunicado presidencial, el Ejército ucraniano celebrará este año tres ejercicios conjuntos con participación de miles de efectivos estadounidenses y dos con contingentes polacos.

A mediados de marzo un grupo de instructores militares británicos llegó a Ucrania para adiestrar a las fuerzas gubernamentales que combaten en el este -donde rige un alto el fuego desde el pasado 15 de febrero-, lo que fue muy criticado por el Kremlin.

Tanto Ucrania como la OTAN reconocieron hoy que la situación se ha estabilizado en el este del país, aunque Kiev denunció la muerte de un soldado en las últimas 24 horas y esporádicas violaciones de la tregua por parte de las milicias rebeldes.