Erbil (Irak), 27 oct (EFE).- Las tropas kurdas «peshmergas» irrumpieron hoy en la aldea Al Fadliya, la más importante de la zona de Bashiqa, al norte de la ciudad iraquí de Mosul, sin que el grupo yihadista Estado Islámico (EI) opusiera resistencia.

La toma en la población se cumplió después de cuatro días de un férreo cerco impuesto por las fuerzas kurdas.

Un comandante de los «peshmergas», Gayaz al Suryi, informó a Efe de que las aviación de guerra de la coalición internacional liderada por EEUU bombardeó hoy varios objetivos del EI en las afueras de Al Fadliya, lo que facilitó el asalto kurdo.

Asimismo, destacó que la calma ha imperado en la localidad desde la mañana de hoy, tras los ataques aéreos, y que las tropas kurdas entraron sin tener que luchar, después de que los yihadistas huyeran a través de túneles y olivares ubicados junto a los montes de Bashiqa.

Con esta operación, subrayó el dirigente «peshmerga», las fuerzas kurdas «salvaron y liberaron a más de mil civiles que el EI tenía retenidos contra su voluntad» dentro de Al Fadliya.

Ahora las fuerzas kurdas están inspeccionando y retirando los artefactos explosivos que los extremistas colocaron en la aldea.

Por último, explicó que hallaron seis cadáveres de combatientes extremistas que resultaron muertos en los bombardeos de hoy.

La toma de Al Fadliya se produjo en el marco de la ofensiva contra Mosul, que comenzó el pasado día 17 con un ataque por los frentes norte, este y sur de la capital de la provincia de Nínive, donde el EI controla amplias zonas desde el verano de 2014.

Desde el comienzo de la campaña militar para la toma de Mosul las fuerzas iraquíes y kurdas han avanzado y han conquistado decenas de localidades, pero aún se sitúan a varios kilómetros de distancia del núcleo urbano.