París, 19 abr (EFE).- El presidente francés, François Hollande, señaló hoy que su país negociando con Moscú una salida al contencioso sobre las fragatas de tipo Mistral que Francia vendió a Rusia pero que ha decidido no entregar por el embargo internacional a causa del conflicto ucraniana.

Hollande, en una entrevista a la televisión, señaló que esa cuestión podría discutirse en la reunión que mantendrá con el presidente ruso, Vladimir Putin, en Armenia el próximo viernes.

«Negociamos para encontrar una solución», explicó, después de que Putin anunciara el jueves que Rusia no va a reclamar penalizaciones a Francia por no haberle entregado la primera de las dos fragatas del contrato, que se ha construido en un astillero francés.

Francia firmó un contrato con Rusia para venderle -por unos 1.200 millones de euros- dos Mistral, unos buques de 199 metros de eslora y 32 de manga, con 32.300 toneladas de peso que desarrollan una velocidad de hasta 18,8 nudos y pueden recibir hasta 16 helicópteros, unos 50 vehículos militares y medio millar de soldados.

Sin embargo, el pasado verano Hollande advirtió de que no dará el visto bueno a la entrega de la primera a menos que Rusia respete el alto el fuego en el conflicto del este de Ucrania.

El encuentro entre Hollande y Putin del próximo viernes, con motivo de las conmemoraciones del centenario del genocidio armenio, también debería servir para tratar del conflicto de Ucrania.