Sídney (Australia), 24 feb (EFE).- Nueva Zelanda extenderá ocho días más las restricciones de entrada al país a personas procedentes de China continental impuestas a principios de mes para contener la propagación del nuevo coronavirus, anunció este lunes la primera ministra, Jacinda Ardern.

El gabinete tomó la decisión antes de que a medianoche expirara la prohibición implementada el 2 de febrero tras la confirmación del brote de COVID-19 en el país asiático, donde se concentran la mayoría de infecciones y muertes a causa de la enfermedad.

Ardern descartó en cambio extender las restricciones a otros países pese a la proliferación de casos en Italia, Corea del Sur o Irán y aseguró en rueda de prensa que “seguiremos centrados en el epicentro del brote”.

La dirigente admitió que hay una “alta probabilidad” de que el virus acabe llegando a Nueva Zelanda pero aseguró que las prohibiciones de viaje vigentes han dado el tiempo suficiente para que el país este bien preparado para prevenir su propagación.

Las autoridades sanitarias chinas elevaron hoy a 2.592 el número de muertos en el país por culpa del COVID-19 y a 77.150 el número de personas contagiadas, la mayoría de ellas en la provincia de Hubei, foco de la epidemia. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.