Nicosia, 8 ene (EFE).- Una embarcación con 31 refugiados sirios llegó hoy a la costa noroeste de Chipre, procedente de las playas turcas, según informó la Policía.

En la embarcación viajaban 27 hombres y una familia con dos menores de 5 y 6 años de edad, todos de nacionalidad siria, según la Policía chipriota.

La embarcación llegó en la medianoche del lunes al pueblo de Limnitis, en el noroeste de Chipre tras lo cual cruzaron rápidamente la llamada “línea verde”, la franja que divide Chipre en dos partes, la grecochipriota al sur y la turcochipriota al norte, bajo control militar turco desde 1974.

Tras recibir los primeros auxilios, los 31 sirios fueron trasladados a la ciudad de Pafos para prestar declaración, donde indicaron que pagaron a contrabandistas turcos unos 3.000 dólares estadounidenses cada uno para embarcarse, después de esperar varios días en la costa de Turquía, según la prensa local.

Aunque Chipre no recibe llegadas masivas de refugiados como ocurre en otros países europeos, sí registra llegadas continuas de pequeños grupos de inmigrantes irregulares principalmente desde Turquía.

Según Eurostat, en el tercer trimestre de 2018, las mayores tasas de solicitantes de asilo en proporción a la población de cada Estado miembro de la Unión Europea se dieron en Chipre (2.484 solicitudes por cada millón de habitantes), Grecia (1.552), Malta (1.150) y Luxemburgo (1.093).

Las estadísticas han puesto a las autoridades grecochipriotas en alerta ante el incremento de las peticiones de asilo.

El Gobierno chipriota ha informado a sus socios europeos en varias ocasiones de que, debido a su pequeño tamaño, con poco más de un millón de habitantes, y sus carencias en estructuras y servicios, no puede hacer frente a más inmigrantes irregulares.