Jerusalén, 19 jul (EFE).- El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, censuró hoy la respuesta dada por el líder supremo iraní, Alí Jameneí, de no cambiar un ápice su política exterior, particularmente respecto a EEUU, tras el acuerdo alcanzado esta semana entre las potencias e Irán.

“Si alguien pensaba que las exageradas concesiones a Irán le harían cambiar su política, este fin de semana han recibido la desafiante respuesta del gobernante de Irán, Jameneí, en su discurso agresivo y provocador”, dijo hoy Netanyahu al inicio de la reunión semanal de su gabinete de ministros.

De acuerdo a un comunicado de su Oficina, el jefe del Ejecutivo israelí añadió que “los iraníes ni siquiera tratan de ocultar el hecho de que sacarán partido de las decenas de miles de millones de que recibirán como parte de este acuerdo para armar al terrorismo”.

Netanyahu insistió en que el dirigente iraní “dijo explícitamente que continuarán apoyando su lucha contra EEUU y sus aliados, el primero Israel, por supuesto”.

En un sermón ayer en Teherán, Jameneí dijo que “con estas negociaciones y con este texto que se ha elaborado, en ningún modo se obtendrá un cambio de nuestra política frente al Gobierno arrogante de EEUU. Las políticas de EEUU en la región tienen una diferencia de 180 grados con las de Irán”.