Estambul, 24 jul (EFE).- Una presunta militante marxista murió hoy en un enfrentamiento con la policía turca en Estambul, durante una amplia operación antiterrorista dirigida contra células izquierdistas, simpatizantes de la guerrilla kurda y redes yihadistas.

Un equipo de la policía antiterrorista se dirigió esta madrugada a registrar un domicilio en el barrio de Bagcilar, pero fue recibido con disparos, a lo que siguió un tiroteo en el que murió una supuesta militante del grupo marxista DHKP-C, informó la agencia semipública Anadolu.

El incidente tuvo lugar durante una operación policial de gran envergadura que la policía turca lanzó esta madrugada de forma simultánea en 26 municipios de Estambul, dirigida tanto contra células marxistas como contra simpatizantes de la guerrilla kurda y contra las redes yihadistas vinculadas al Estado Islámico.

Unos 5.000 agentes, entre ellos 2.000 de las fuerzas de intervención rápida, apoyados por numerosos helicópteros, han registrado hasta ahora 140 domicilios, especifica Anadolu.

La operación tiene lugar dos días después de que miembros de la YDG-H, el ala juvenil y urbana del proscrito Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), reivindicasen el asesinato de un militante islamista en Estambul, como reacción al atentado suicida en la ciudad de Suruç, que el lunes dejó 32 muertos y que fue a todas luces obra de un miembro del EI.

La YDG-H describió a su víctima como «alto cargo» del EI y anunció que iba a ejecutar a más miembros de las redes yihadistas en Turquía en lo que parecía una nueva edición de la guerra entre kurdos de izquierda e islamistas radicales que causó decenas de muertos en octubre pasado.

El DHKP-C, por su parte, que simpatiza con la causa kurda, secuestró y mató en marzo pasado a un fiscal de Estambul, además de firmar atentados esporádicos contra objetivos policiales.

La operación policial de hoy se realiza de forma casi simultánea con el primer ataque aéreo de Turquía contra posiciones del Estado Islámico en el norte de Siria.