Riad, 14 oct (EFE).- Un guardia fronterizo saudí murió en la provincia de Yazán por el impacto de un proyectil disparado por los rebeldes yemeníes hutíes, informó hoy el Ministerio saudí del Interior.

El cohete cayó ayer en un puesto fronterizo ubicado en la zona de Al Daer, en la región limítrofe de Yazan, blanco habitual de este tipo de ataques.

Interior agregó en su comunicado que tras el ataque sus fuerzas respondieron a los disparos bombardeando la zona origen del lanzamiento, hasta que se logró “silenciar las fuentes del fuego enemigo”.

Hace dos días, la Fuerza Aérea saudí interceptó dos misiles balísticos disparados desde territorio yemení hacia Yazán y destruyó la plataforma desde donde fueron lanzados.

El movimiento rebelde chií de los hutíes, que cuenta con el respaldo de Irán, dispara con frecuencia proyectiles contra la zonas de Arabia Saudí próximas a la frontera, principalmente Yazán y Nashran.

Estos ataques son en respuesta a la ofensiva militar en el Yemen de una coalición árabe liderada por Arabia Saudí, que comenzó sus operaciones en marzo de 2015 contra los hutíes y en apoyo al presidente yemení exiliado, Abdo Rabu Mansur Hadi.

Estos últimos días se registró asimismo un bombardeo estadounidense a tres radares del grupo rebelde, en respuesta al lanzamiento de misiles contra un destructor norteamericano.