Beirut, 31 mar (EFE).- Un dirigente militar del grupo terrorista Estado Islámico (EI), identificado como Abu al Hiya al Tunisi, murió anoche por un ataque de un avión no tripulado, que se cree que era de la coalición internacional liderada por EEUU, en el norte de Siria, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

El dron tuvo como objetivo el vehículo en el que se trasladaba Al Tunisi por las afueras de la ciudad de Al Raqa, en el noreste del país y el principal bastión del EI en el territorio sirio.

Como resultado del ataque, Al Tunisi murió junto a un acompañante suyo que no se sabe si era el conductor del vehículo u otro cabecilla yihadista.

Al Tunisi había sido enviado desde Irak por el líder del EI, Abu Bakr al Bagdadi, para supervisar las operaciones militares de la organización en la provincia noroccidental siria de Alepo.

Tras el bombardeo, el cadáver de Al Tunisi, que quedó despedazado, y el de su acompañante fueron llevados a un hospital de Al Raqa.

En las últimas semanas, varios dirigentes del EI han fallecido en bombardeos.

El pasado 25 de marzo, Washington anunció que creía haber matado al número dos y «ministro de finanzas» de los radicales, Abd al Rahman Mustafa al Qaduli, en Siria.

Dos semanas antes, EEUU confirmó el fallecimiento de uno de los cabecillas militares del EI, Abu Omar al Shishani, en un bombardeo estadounidense en el país árabe.

Al menos 4.108 miembros del EI han perdido la vida durante el último año y medio por bombardeos de la coalición internacional en Siria, según los datos difundidos hace dos días por el Observatorio.

El EI reivindicó la autoría de los atentados de Bruselas del 22 de marzo, en el que una treinta de personas perecieron y más de trescientas resultaron heridas.