Lisboa, 10 mar (EFE).- El comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, aseguró hoy que no ha propuesto estuvo la implementación de nuevas medidas de ahorro en Portugal, después de reunirse con los responsables del Gobierno luso en Lisboa.

“No hemos discutido ninguna medida adicional” de ahorro, aclaró hoy Moscovici, quien compareció ante los medios de comunicación al término del encuentro que mantuvo con el ministro de Finanzas de Portugal, Mário Centeno.

El comisario analizó junto al Gobierno luso los planes económicos de Portugal, cuyo Presupuesto para 2016 fue aprobado en febrero por la Comisión Europea (CE) con un aprobado raspado.

El Eurogrupo, integrado por los diecinueve países que comparten el euro, lo vio menos claro y llegó a solicitar a Portugal un plan alternativo al actual, un plan “B” por el que Moscovici fue hoy insistentemente cuestionado.

“Si serán implementadas (nuevas medidas), no lo sabemos”, expuso el comisario, quien pidió aguardar para el mes de mayo, ya que en abril Lisboa deberá presentar a Bruselas una serie de reformas del mercado de trabajo, del sector financiero, de la Administración Pública y de la Energía y el Transporte, entre otras.

Portugal está, además, en una segunda fase de apreciación parlamentaria del documento, justificó el comisario.

El Presupuesto de 2016, considerado arriesgado por expertos en Finanzas y por el centro-derecha luso, sube levemente las pensiones, elimina recortes salariales a los funcionarios y retira un impuesto extraordinario en el 90 % de las nóminas.

“No vamos a interferir en las políticas nacionales, pero sí vamos a aconsejar”, señaló Moscovici.