Bruselas, 11 jul (EFE).- El comisario europeo de Asuntos Económicos y financieros, Pierre Moscovici, afirmó hoy que la oferta enviada por Atenas y respaldada por el Parlamento griego constituye una «buena base para la negociación».

«Las instituciones, todas, hemos dicho que ese plan puede constituir una buena base para la negociación», dijo Moscovici a su llegada a la reunión extraordinaria de ministros de Economía y Finanzas de la zona euro (Eurogrupo) que sobre la crisis griega se celebra hoy en Bruselas.

El eurocomisario agregó que «hoy es un día importante para la zona euro, tal como la Comisión Europa (CE) ha dicho desde el principio el objetivo es mantener la integridad de la zona euro, mantener a Grecia en el euro» y consideró la jornada como «el momento de la verdad».

Respecto al plan de reformas que el Gobierno del primer ministro heleno, Alexis Tsipras, ha enviado a las instituciones (la CE, el BCE y el FMI) y que éstas analizaron el viernes, Moscovici lo consideró como «un gesto importante».

«Creo que el Gobierno griego ha hecho un gesto importante, ha mandado una petición que ha sido votada mayoritariamente por el Parlamento griego», afirmó.

Subrayó que «el programa de reformas griego puede constituir una base para el acuerdo sobre el nuevo plan de ayuda» que Atenas requiere.

También señaló que es una jornada de gran importancia para todos los actores que intervienen en esta negociación, prolongada desde hace meses.

Moscovici subrayó que «hoy es importante para los griegos que han hecho tantos sacrificios y también para Europa y el proyecto del euro, y también para la economía mundial y la europea que, por fin, sale de una crisis que ha sido terrible».

«Por todo eso hoy hace falta voluntad y responsabilidad. Nuestro sentimiento general es que hacen falta reformas y que sean puestas en práctica muy rápido por el Gobierno griego», añadió.

También consideró que las reformas «son la clave para la deuda, y por eso hace falta un compromiso sólido».

Moscovici se refirió a que los ministros pueden intentar determinar hoy «cuáles son las medidas necesarias para abrir la discusión sobre la sostenibilidad de la deuda».

«Estamos haciendo progresos. Las propuestas del Gobierno griego son muy cercanas a las que había sobre la mesa por parte de las instituciones antes del referéndum», dijo por su parte el vicepresidente de la CE para el Euro, Valdis Dombrovskis, a la llegada a la reunión.

Agregó que por su parte ve que «hay voluntad de llegar a un acuerdo por parte de las autoridades griegas», además de destacar el respaldo mayoritario del parlamento heleno.

No obstante Dombrovskis admitió que «sigue habiendo cuestiones y preocupaciones por parte de los Estados miembro».

Los titulares de los diecinueve países que comparten el euro, bajo la presidencia del holandés, Jeroen Dijsselbloem, analizan hoy el plan de reformas y la solicitud efectuada por Tsipras de un nuevo rescate, el tercero, por un periodo de tres años y por una cantidad que estaría en torno a los 50.000 millones de euros.

El nuevo paquete de reformas que Atenas ofrece a las instituciones acreedoras internacionales (la CE, el BCE y el FMI) incluye aumento de impuestos, de las cotizaciones sociales y reducciones de las pensiones, muy similares a las propuestas que esos organismos hicieron a Grecia y que ésta rechazó y después convocó el referéndum del pasado 5 de julio.

El Gobierno de Tsipras ha ofrecido también empezar a aplicar algunas de esas reformas de inmediato, algunas de ellas tan pronto como la próxima semana.