Viena, 4 jul (EFE).- El ministro austríaco de Finanzas, Hans Jörg Schelling, confía una “solución negociada” a la crisis griega aunque asegura que una salida del euro de ese país sería “fácilmente asumible” por Europa.

“Creo que vamos a llegar a una solución negociada”, señala el ministro austríaco, uno de los críticos más duros del Gobierno griego en las últimas semanas, en una entrevista que publica hoy el diario vienés “Die Presse”.

Agrega que para Europa una salida griega del euro “sería fácilmente asumible desde el punto de vista económico”.

“Para Grecia, sería mucho más dramático porque su deuda pública podría subir del 200 a 400 % del PIB”, advierte.

Eso sí, el ministro reconoce “implicaciones negativas” desde el punto de vista político para el “proyecto europeo”.

“Por eso, no está previsto que un país salga de la zona euro. Pero deberíamos haber regulado el caso especial de una insolvencia estatal”, dice Schelling.

Para el caso de un “no” en el referéndum de mañana, el ministro austríaco vaticina más dificultades para llegar a un acuerdo.

“Nuestro mayor problema ya no es el contenido (de las propuestas griegas) sino la destrucción de cualquier confianza entre Grecia y los otros países de la zona euro”, destaca.

“Hay muchos países, sobre todo aquellos que menos dinero tienen, que dicen: ‘ya no queremos (darles) más’. Pero yo creo que vamos a llegar a un acuerdo negociado”, asegura Schelling.

Por otra parte, aclara que el viejo programa de ayudas comunitarias para Grecia “está muerto y no puede ser extendido”.

“Un nuevo programa necesita tiempo. Además, no puede haber créditos sin condiciones”, concluye Schelling. EFE